Un ‘CHIN CHIN’ con SAKE y… KAMPAI!

El sake es una bebida completamente natural que se obtiene de la fermentación de arroz. El arroz, a diferencia del que se come, concentra todo su contenido de almidón en el centro del grano. El agua que se emplea en la producción es un parámetro decisivo para la obtención del buen sake. Los sakes obtenidos a partir de fuentes de agua natural tienen un valor añadido y son los más apreciados. Aunque pensemoos que el sake es un alcohol fuerte, la realidad es que su graduación ronda el 15%. Se bebe en pequeñas tazas de cerámica o vidrio llamadas choko y las vasijas de cerámica donde se coloca se conocen como tokkuri. Los japoneses dicen que cuando se bebe sake se debe llenar la taza del acompañante, mas nunca la propia, al servirlo se debe levantar la taza dejándola reposar sobre la mano izquierda, mientras se sostiene con la derecha. En Shikku siempre recomendamos a nuestros clientes que lo tomen junto con su menú ya que pensamos que es la bebida alcoholica que mejor marida y que, gracias a su sencillez, respeta plenamente los sabores de la comida. En año nuevo los japoneses beben un sake especial llamado toso. El toso es similar al iwai-zake (saque de celebración). Está preparado con un polvo medicinal chino. Hasta los niños prueban un poco. En algunas regiones los primeros sorbos de toso son tomados en orden de edad, desde los más jóvenes a los más ancianos. Los tipos de sake son muy variados e igualmente ocurre con los modos de servirlos, de hecho hay sakes que se deben beber fríos, mientras que...