Ceremonia del té verde en Japón

La “Ceremonia del Té japonesa” es una forma estética que consiste en servir y beber té verde, es el culto al té. La Encarnación de la “Ceremonia del té “en Japón está representada por cuatro elementos: Armonía, reverencia, pureza y calma. Quedan mezclados en armoniosamente la naturaleza y el arte, pudiendo observar el principio de la refinada sencillez de los antiguos maestros. El salón de té iguala todos los rangos en la vida, rico o pobre, noble o plebeyo.

El culto al té tiene su origen en la edad media, nacida como forma estética ética, influenciada por el budismo zen, jugando un papel muy importante en la vida del pueblo japonés durante más de cuatrocientos años. En el ideal de la ceremonia del té, el japonés encuentra las virtudes de la paz, la armonía, la cortesía y la belleza en las cosas más sencillas de la vida. La “Ceremonia del té”, llamada Chanoyou reúne la presencia de la literatura, la religión, la filosofía y la artesanía.

Existen unas diferencias en las principales formas del ritual de la “Ceremonia del té”, una de ellas es la existente entre el Usucha (té verde espumoso) y el Koicha( té pastoso y denso); otra es la etiqueta que el anfitrión debe observar al servir el té y qué deben hacer los invitados a la ceremonia; el espectáculo de los salones de té y los jardines; los diferentes utensilios utilizados. En resumen, es un honor estar presente en una ceremonia del té.