El mundo del Sake Japonés

El sake ha jugado un papel central en la vida y la cultura japonesa a lo largo de sus más de 2.000 años de historia.

Los conocimientos y las técnicas relacionadas con la elaboración del sake están extendidos por todo el país. El sake en japonés significa “bebida alcohólica” y es una bebida hecha a partir del arroz, agua y Koji de arroz. Una bebida fermentada, elaborada utilizando un microorganismo llamado Koji y levadura y su grado alcohólico oscila entre los 13º – 16º. El arroz que se utiliza para el sake es integral y diferente del arroz que se utiliza para comer. Son variedades de largo y blando, con bajo contenido en proteínas y son más caros porque se cultivan utilizando métodos más complejos. La calidad del agua que se utiliza es también importante y los fabricantes aprovechan las distintas variedades de agua natural que existen, principalmente de manantiales y pozo propios.

El sake se elabora por medio de fermentación al igual que el vino y la cerveza, pero conlleva un proceso de fermentación más complejo. El vino se fermenta de forma natural prensando las uvas y añadiendo la levadura. Sin embargo el sake no se fermenta añadiendo levadura de arroz, sino por medio del empleo del koji, que transforma el almidón del arroz en azúcares. El arroz comienza a fermentar después de que añade la levadura a estos azúcares. Debido a que el proceso de sacarificación y el de fermentación se producen de forma paralela en el mismo recipiente, este proceso se conoce como “fermentación paralela múltiple”.

Es una bebida 100% natural, llena de matices y obtenida de un proceso muy laborioso. Es ideal para disfrutar durante un aperitivo, comida asiática, occidental o como digestivo. Realza el sabor de la comida, a la vez que suaviza el fuerte olor de la carne y el marisco. Tienen muchas aplicaciones como aderezo o condimento, tanto en la comida japonesa como en la occidental.

Se puede disfrutar frío, caliente o a temperatura ambiente y desde 5ºC a 55ºC. Se puede servir en vasos de cristal o en recipientes tradicionales de cerámica, porcelana o de madera sacada. Las diversas formas y materiales enriquecen la sensación de los diferentes sabores del sake. La elección del recipiente adecuado según la temperatura a la que se toma el sake incrementa el disfrute de esta bebida.

Dado que el sake ofrece una amplia variedad de sabores y puede servirse de diferentes formas, el goce de ésta bebida es muy variado, dependiendo de la estación del año y de la comida con que se acompañe.

Los differentes sabores del sake pueden usarse también como base para elaborar grandes cócteles.

Las destilerías de sake están ubicadas por todo el territorio de Japón, desde Hokkaido hasta Okinawa. Existen alrededor de 2.000 fabricantes en todo el país y cada uno de ellos elabora varios tipos diferentes de sake, ofreciendo al consumidor la oportunidad de disfrutar de los sabores peculiares de cada región y fabricante.

El sake es una bebida alcohólica delicada y que es sumamente sensible a la luz y al calor y debe almacenarse en un lugar fresco y oscuro.